Espacio natural privilegiado

Adulto y niño observando la naturalezaLa piedra caliza es la que compone casi la totalidad del macizo, la cual, en contacto con el agua y el aire, ha proporcionado, por fenómenos de disolución, la formación de los procesos llamados kársticos: es decir, cuevas, simas, dolinas y rastreros. Bien distinta es la zona de Eramprunyà, caracterizada por areniscas y conglomerados de colores rojizos que constituyen un paisaje bastante abrupto.

El relieve más destacado del paisaje del Garraf es el moldeado kárstico. El relieve kárstico es el propio de las regiones calcáreas, donde la acción erosiva del agua se ejerce principalmente mediante fenómenos de corrosión superficial y subterránea de las calizas, originando unas formas de relieve específicas y determinados fenómenos de circulación hídrica. Por extensión, también se llama kárstico cualquier relieve caracterizado por procesos de corrosión de las rocas gipsosas (grosor) y salinas.

La morfología kárstica del macizo condiciona la hidrología de la zona. De esta forma, la cuenca de drenaje viene definida por las aguas superficiales, prácticamente nulas, y las aguas subterráneas, de las que destaca el río subterráneo de la Falconera, con un recorrido de 600m, una profundidad bajo el nivel del mar de 81m y un caudal medio del orden de 500 l/s, llegando a los 200 l/s en períodos de estiaje y a los 10.000 l/s en fuertes avenidas.